lunes, 5 de junio de 2017

Cáceres | Guarumo, capital del crimen en el Bajo Cauca


La Verdad del pueblo [prensa32@hotmail.com]
El corregimiento de Guarumo, en el municipio de Cáceres, dista a diez minutos de Caucasia. Es el lugar donde se refugian los bandidos que van a delinquir en Caucasia y otros sectores del Bajo cauca. Guarumo lo podemos llamar como el lugar donde los criminales tienen vivienda y centro de operaciones, estando a cinco minutos de Piamonte.

Parte de esa población, con contadas excepciones, ha sido cómplice de las Bacrim, debido a que han permitido que sean ellos quienes impongan la autoridad, en un pueblo de más o menos de cinco mil habitantes, que desde hace muchos años ha visto dominado su territorio, estando cerca del lugar de operación, sirviendo como oficina para citar las víctimas de la extorsión.

Guarumo no tiene estación de Policía. Esporádicamente se ve la presencia de la Policía o del Ejército, dando ronda solamente de paso, lo que ha llevado a que la comunidad, estando desamparada por el Estado, acuda a quienes dan las órdenes y a los jefes de las Bandas Criminales. Así Guarumo tiene autoridad entre la comunidad.   

De Guarumo salen los sicarios para asesinar en Caucasia; desde Guarumo sale la droga que se vende en Caucasia y en otros lugares; en Guarumo está uno de los sitios de “pique”; en Guarumo se planean muchos delito en contra la comunidad. Lo más raro de todo es que ése lugar le ha quedado grande al Gobierno para intervenirlo, y al menos garantizar la presencia de la Policía por un año, y así empiecen a resocializar parte de esa comunidad que ha estado bajo el mando de las Bacrim.  

La mayoría de los bandidos viven en Guarumo o tienen a sus familiares. En Piamonte se encuentra refugiada la cúpula y el mando mayor de todos ellos, siendo el lugar de operaciones desde que existía el Bloque Central Bolívar de las AUC, al mando de Carlos Mario Jiménez alias “Macaco”.

Hoy en el corregimiento de Guarumo como el de Piamonte, están los principales cabecillas dando órdenes, reuniéndose para dar consignas a los bandidos de cualquier novedad que se tenga que realizar, así como también definir las extorciones, uno de los flagelos más grande que ha tenido que soportar el Bajo Cauca, sin importar para los bandidos la comunidad de esa región que está en el medio de un conflicto, que no es de ellos.

Hoy Guarumo pide a gritos la presencia del Estado y de su Fuerza Pública, para poder darle otra vida a la comunidad que se encuentra intimidada por los bandidos, herencia que les dejó las AUC.

Ahora predomina el Clan del Golfo, que cada día coge más fuerza, por estar en un lugar estratégico para los delincuentes, que son la plaga más grande de los últimos veinte años.

Lo que es Guarumo, la Isla de la Amargura, La Platanera y Piamonte, son lugares claves y poderosos para ellos. ¿Hasta cuándo?

No hay comentarios.: